Ruta de Senderismo con niños: Desde el Acebuchal a Venta Panaderos

26 de enero 2019
Ruta de Senderismo
Hecho con bebés o niños Este reportaje es adecuado o se ha realizado con niños o bebés

Una ruta apta para todos los públicos. Esta ruta discurre por terreno fácil, siendo una caminata paisajística de cumbres como el cisne y la cuenca del río Higuerón. Ideal para una jornada de senderismo en familia, aunque tendremos que tener en cuenta que en la ida iremos todo el rato subiendo y no está exenta de desnivel.

Datos de la Ruta: Es una ruta lineal, así que regresaremos por nuestros pasos, con un total de 15.8Km. 6.30horas con varias paradas. 730m de desnivel acumulado de subida. Altura mínima: 590msnm. Altura máxima: 1030msnm. La ruta puede alargarse hasta el Puerto de Frigiliana pero por haber comenzado un poco tarde y siendo todavía los días cortos de invierno decidimos regresar una vez llegamos a la Venta Panaderos.

Emplazamiento de Venta Panaderos con la cresta de Los Civiles al fondo
Emplazamiento de Venta Panaderos con la cresta de Los Civiles al fondo
Ruta de Senderismo con niños: Acebuchal - Venta Panaderos

Se esperaba mal tiempo para hoy, quizá poca lluvia, pero sí viento. Recordamos de otras veces que hemos estado por esta zona, que la salida desde El Acebuchal hacia el puerto de Frigiliana era un camino encajonado en su mayor parte. Por eso mismo al estar resguardado de los vientos decidimos hacer hoy este paseo. Además, dado que hace tiempo que no visitábamos esta población reconstruida sobre un despoblado lleno de pasado en nuestra siempre querida Sierra de Almijara, era una buena opción para pasar un día en el campo.

Podíamos intentar dar un paseo hasta donde llegáramos dadas las posibilidades que el punto de partida nos ofrecía. Esta ruta con tramos sobre pista con buen firme añadía interés al poder dejar que Alma caminara en algún tramo.

Venta Panaderos con el Cisne cubierto de nubes al fondo
Venta Panaderos con el Cisne cubierto de nubes al fondo

La verdad que, una vez concluida la jornada, el día nos ha dejado muy buen sabor de boca. Los senderos, el recuerdo del pasado por estos caminos. Un día lluvioso que podemos sobrellevar y ver las cumbres zarandeadas por las nubes desde cierta comodidad, la comodidad de retener el recuerdo de andar estas sierras durante nuestro día a día, ya desde nuestros trabajos y hogar.

El plan principal era caminar en dirección al Puerto de Frigiliana sin mayores pretensiones, y si era posible también visitar las ruinas de Venta Panaderos. Un paraje cargado de belleza y energía. Como creo que no es difícil ver en las fotografías.

El Cisne y montañas del valle del Higuerón
El Cisne y montañas del valle del Higuerón

Cómo llegar a Acebuchal:

Llegada desde Málaga. Por la autovía hasta el punto de inicio de ruta tardamos una hora o poco más. En la primera desviación a Nerja, tomaremos la desviación de Frigiliana en la siguiente rotonda. Pasaremos Frigiliana continuando por la carretera que va a Torrox y en la subida con curvas, a unos 3 kilómetros pasado Frigiliana, veremos una desviación a nuestra derecha con indicaciones con 'Bar Acebuchal' entre otras, la cual seguiremos. Continuaremos subiendo, y poco después ya comenzaremos la bajada hasta ver aparecer el poblado del Acebuchal. Obviaremos una pista que sale a nuestra derecha (pista a Torrox y Puerto de Páez Blanca).

Acebuchal al fondo
Acebuchal al fondo

Comenzando

Una vez llegamos al Acebuchal aparcamos en la placita donde está la ermita. Nos preparamos con todo lo necesario y caminamos en dirección hacia donde hemos llegado, hasta la curva anterior a la entrada del poblado. Nos encontraremos un cartel de información "Las Aldeas del Acebuchal" y por el cauce que nos aparece a izquierda, la "Vereda de la Coscoja" antigua vía pecuaria, que también aparece nombrado como "Puerta Verde – Torrox Frigiliana".

Parking en la plaza de la ermita
Parking en la plaza de la ermita
Detalle capilla San Antonio
Detalle capilla San Antonio

Iniciaremos nuestro camino en subida. Mientras oímos al viento agitar los árboles, pero de momento, y como habíamos supuesto no nos afecta porque estamos en un cauce protegido de los vientos.

Inicio de ruta. Vereda de la Coscoja
Inicio de ruta. Vereda de la Coscoja

Continuaremos por este camino. En ocasiones podemos elegir tramos senderos que acortan curvas. Pronto encontramos vestigios de la actividad del pasado: Caleras a nuestro paso, primero a izquierda y un poco más adelante y más visible, otra muy bien conservada.

Calera
Calera

El primer hito que tendremos que tener en cuenta después, es que llegaremos a una bifurcación que tomamos a la derecha para realizar una no muy larga pero pronunciada pendiente por terreno más seco hasta toparnos con una pista (la de Frigiliana – Torrox). En este punto tendremos vistas al pico 'El fuerte' y al sendero 'Calera de tres huevos' recortándose a nuestra derecha según subimos.

Llegada a pista Frigiliana - Torrox
Llegada a pista Frigiliana - Torrox

Ya en la pista (Tras 1.5Km desde inicio), veremos resto de un cartel de la antigua ruta propuesta por el Ayto. de Frigiliana (Ruta del Acebuchal a Pto. Blanquillo) Una vez en la pista iremos a nuestra izquierda, donde al poco veremos un grupo de colmenas.

El siguiente hito a nuestro paso será la venta Cebollero (Tras 2Km desde inicio), otro vestigio de una forma de vida pasada donde arrieros podían reponer fuerzas y hacer noche. Continuaremos subiendo. Justo pasada la venta tenemos que tomar el ramal de la derecha (la izquierda iríamos a Pto. de Páez Blanca) para seguir subiendo por el cauce del arroyo Acebuchal en dirección al collado blanquillo donde terminaremos llegando a la pista (Tras 3.8 Km desde inicio) y encontrándonos a pocos metros el collado a modo de puerta de las cumbres, con el Cisne apareciendo por detrás. En esta zona más cómoda aprovechamos para que la pequeña ande mientras nos deleitamos con las vistas de las cumbres y el valle del río Higuerón. Aquí también veremos colmenas a nuestra derecha e indicaciones de 'Propiedad Privada', suponemos que refiriéndose a las mismas.

Venta Cebollero
Venta Cebollero
Bifurcación, derecha hacia Collado Blanquillo
Bifurcación, derecha hacia Collado Blanquillo

Ahora la distancia que recorremos se consume más rápido por la pista, pasado poco más de un kilometro atisbamos las ruinas de venta Camila. Tras este punto y recorrido otro kilómetro llegamos cruzaremos dos arroyuelos. En el primero aprovechamos para comer bajo la lluvia y pertrechados bajo paraguas. La estampa es bonita pues no deja de ser un momento para aprovechar saberse en la naturaleza con todos sus elementos. La montaña, la lluvia, y el crepitar del riachuelo, solo se requiere un poco de cuidado de no mojarnos para continuar secos, sin mayores problemas.

Collado Blanquillo
Collado Blanquillo
Valle del Río Higuerón
Valle del Río Higuerón

El primero es el arroyo Bartolo (donde paramos a comer) y el segundo el arroyo Caracolillo, que baja desde la ubicación de Venta Panaderos. Dejado el cruce de este último, y a no más de unos treinta metros estaremos pendientes para tomar el sendero en subida y bastante cubierto de vegetación que aparece a nuestra izquierda (Tras 7Km aprox desde inicio).

Arroyo Bartolo, donde comemos
Arroyo Bartolo, donde comemos
Sendero a Pto Frigiliana
Sendero a Pto Frigiliana

Con paciencia subiremos unos quinientos metros hasta encontrar el ramal que sale a nuestra izquierda para ir directamente a las ruinas de Venta Panaderos, o en otro caso, si siguiéramos a la izquierda terminaríamos llegando al puerto de Frigiliana (pasado algo más de un kilómetro). Nosotros tomamos a la izquierda, cruzamos en este punto el Arroyo Caracolillo y ahora, con algo de cuidado al abundar las zarzas, continuamos unos trescientos metros más. Va despejándose el camino para dejar la venta por debajo nuestra donde solo queda bajar y disfrutar del entorno en el que está enclavada. Vemos los bancales, los restos de la era (más arriba) y otra más abajo antes de llegar a las ruinas.

Venta Panaderos
Venta Panaderos
Un enclave espectacular
Un enclave espectacular
Comenzando el regreso
Comenzando el regreso

Después de las fotos de rigor regresamos tranquilamente por nuestros pasos, ya con menos viento. Seguiremos pendiente de los hitos. Tomando el sendero de bajada pasado de nuevo el Collado Blanquillo, también llamado Puerto Blanquillo. Nosotros lo llamamos Collado para no confundir con el otro Puerto Blanquillo que se sitúa en la subida al Lucero, bastante más al norte.

El cisne y sendero a Puerto Umbrales
El cisne y sendero a Puerto Umbrales
A lo lejos la costa despejada de nubes
A lo lejos la costa despejada de nubes

La bajada es sencilla y no ofrece problemas de orientación ya que siguiendo de manera natural la bajada acabamos sin mucho esfuerzo en el Acebuchal donde reponemos fuerzas en su bar de mismo nombre y nos deleitamos hablando con los dueños sobre las fotos y los cortijos de antaño que pueblan las paredes. La tarde se ha vuelto mucho más tranquila de lo que comenzó el día y en la terraza apuramos los últimos ratos de luz y quietud en este paraje.

Bar Acebuchal
Bar Acebuchal
Panorámica del Cisne y Valle del Río Higuerón
El Acebuchal y un poco de historia

Están llenas de historia y momentos estas montañas. Según se cuenta, el Acebuchal se originó por los moriscos que escaparon de la batalla del Fuerte en su toma por los cristianos. Pico cercano, que podemos subir desde Frigiliana (típicamente) o desde el Acebuchal (con mayor pendiente), y que veremos a nuestra ida en esta ruta, a izquierda del Acebuchal según miramos hacia el sur. Al parecer dos poblados uno a la derecha del barranco donde parece que se establecen los primeros asentamientos y posteriormente a izquierda, que es donde ahora vemos las edificaciones en la actualidad.

Aldeas del Acebuchal. Historia
Aldeas del Acebuchal. Historia

Se despobló a mitad de los años cuarenta del pasado siglo porque moraban maquis en las cercanías. Podríamos mencionar aquí también el puesto de vigilancia en el escarpado Lucero con labores de vigilancia, como testigo de la actividad propiciada por los grupos de maquis en estas sierras y también por el tránsito de contrabando.

Vista Acebuchal
Vista Acebuchal

En los años cincuenta volvió a poblarse pero quedó nuevamente despoblado tiempo después. Es la acción del turismo rural y cada vez más afición a la montaña la que está haciendo crecer este entorno poco a poco. La ermita (Restaurada en 2007) y el bar el Acebuchal. A dónde se suman poco a poco alojamientos rurales y otras viviendas. Haciendo de este enclave un sitio mágico y de gran atractivo.

 

Comentarios

Déjanos tu comentario.
Además el email es útil para avisarte cuando alguien responda