Sierra de Grazalema, destino natural entre Cádiz y Málaga
 
Duración: Un finde
Entre las provincias de Cádiz y Málaga, la Sierra de Grazalema guarda en su interior tesoros naturales de incalculable valor y pueblos blancos de extraordinaria belleza y dignos de conocer. En este viaje recorremos los pueblos de Grazalema, Benaocaz, Benamahoma y El Bosque como una pequeña representación de una de las zonas más lluviosas de la Península.
Día 1. El pueblo de Grazalema

Llegamos a Grazalema, nuestro punto de partida para este reportaje donde descubriremos los tesoros naturales y turísticos de los pueblos y enclaves del Parque Natural de Sierra de Grazalema. Estamos a finales de mayo pero las nubes amenazan lluvia, y es que este pueblo serrano es uno de los puntos más lluviosos de España, con una media de 2.000 litros al año aproximadamente, un registro espectacular tratandose del sur de la península.

Las condiciones climatológicas hacen que sea uno de las pocas zonas donde se conservan bosques de pinsapo, abeto del que se pueden ver algunos ejemplares en el mismo casco urbano de Grazalema.

Casco urbano de Grazalema
Casco urbano de Grazalema

QUÉ VER EN GRAZALEMA

Existen varias iglesias y ermitas, aunque lo más llamativo es el propio casco urbano. Si paseamos por el pueblo, observaremos la estructura típica de un pueblo árabe, con sus casas encaladas, calles estrechas, tejados a dos aguas y muchas flores decorando los balcones, elementos que hacen de Grazalema uno de los pueblos más bellos de Andalucía y un referente de la arquitectura tradicional andaluza. Lo más recomendable es pasear sin prisas por sus calles asomándose a sus numerosos miradores (Mirador de los Asomaderos, Mirador El Tajo, Los Peñascos y Villa Turística) desde donde podremos observar el mayor patrimonio del pueblo: su entorno natural.

Plaza
Plaza

Cabe destacar las casas nobles que son huella de la época de máximo esplendor por el que atravesó la villa en el siglo XVIII. Durante este siglo y mediados del XIX Grazalema fue conocida en la provincia como Cádiz el Chico, debido a la importancia económica y social que tenía la población, llegando a alcanzar los 9.000 habitantes, el mayor número de pobladores de toda su historia en torno a la industria de las mantas de Grazalema.

Aún existe una fábrica de mantas que se puede visitar, cuentan con un pequeño museo donde tienen mantas muy antiguas y podrás ver cómo se fabricaban. Solo abren de lunes a viernes en horario comercial, por lo que si vais un fin de semana se encontrará cerrado.

Casa con balcones decorados de flores
Casa con balcones decorados de flores

GASTRONOMÍA

Son típicas las sopas de Grazalema, los revueltos de espárragos, las carnes de caza o los quesos de la zona, miel, embutidos, la repostería típica local con postres artesanos únicos como los amarguillos y cubiletes, el bollo de almendra o las tortitas de manteca.

Desde uno de los miradores
Desde uno de los miradores

Recuerdos turísticos
Hay pequeñas tiendas de cerámica y de cuero artesanal , establecimientos de suvenirs, sin olvidar que el emblema grazalemeño siguen siendo sus mantas y que podrá adquirir estas y otros artículos elaborados con sus preciados paños.

Día 2.- Sendero del Pinsapar, desde Grazalema a Benamahoma

Aquí puedes descargarte los tracks

(Esta ruta corresponde a la ruta nº 3 del libro Parque Natural Sierra de Grazalema. Guía del excursionista, de la Editorial La Serranía).

Grazalema desde el sendero del Pinsapar
Grazalema desde el sendero del Pinsapar

Grazalema ofrece muchas posibilidades para realizar actividades en contacto con la naturaleza, sobretodo senderismo. Uno de los recorridos más peculiares es el Sendero del Pinsapar que nos lleva a través de un bellísimo y valioso bosque de pinsapo hasta la pedanía de Benamahoma, de gran belleza con varios nacimientos de agua que rodean la localidad.

Lo primero que hay que advertir es que para realizar este recorrido hay que pedir un permiso en el Punto de Información del Parque Natural situado en El Bosque. Os podéis poner en contacto con ellos en el teléfono 956 72 70 29 y solicitarlo. No se puede acceder con perros. La ruta comienza cerca de Grazalema, en la carretera hacia Zahara de la Sierra, a escasos 300 metros del cruce hacia El Bosque. A la izquierda de la carretera se encuentra el aparcamiento, donde casi siempre encontraremos al guarda que nos pedirá el permiso. Allí veremos un panel que indica el inicio de la ruta, que transcurre en casi su totalidad por un sendero muy bien marcado, sin posibilidad de perderse.

Yemas jóvenes de pinsapo
Yemas jóvenes de pinsapo

La parte más dura de la ruta es el principio, donde hay que superar un desnivel importante hasta el Puerto de las Cumbres. En condiciones de visibilidad normal desde este puerto se ve el pinsapar en su totalidad y la crestería de la Sierra del Pinar con el Torreón y el San Cristobal. Sin embargo nosotros no hemos tenido mucha suerte con el día que ha amanecido nublado, y empeoraría a lo largo del día, obligándonos a sacar chuvasqueros y cubremochilas. Una intensa lluvia nos castiga a través del pinsapar, y nos impide ver el esplendor de este bosque, aunque hay que decir que la lluvia y la niebla otorgan un encanto especial a este paraje con una indescriptible la sensación de estar pasando por un bosque encantado y de otro tiempo.

En el puerto del Pinar la lluvia cesa y sale el sol, que ya nos acompaña hasta Benamahoma.

Crestería de la Sierra del Pinar
Crestería de la Sierra del Pinar

BENAMAHOMA

Esta pedanía de Grazalema, a 13 Km. de ésta, conserva el trazado típico de los pueblos blancos andaluces y su mayor atractivo son los numerosos nacimientos de agua que la rodean, así como el Río Majaceite, donde se conservan algunos molinos harineros y batanes para el tratamiento de la lana. En el curso de este río se encuentra el Ecomuseo del Agua que se ubica en un antiguo molino, y que recoge las prácticas de aprovechamiento del agua en diferentes épocas. Allí mismo se encuentra el principio del sendero que desde Benamahoma conduce hasta El Bosque paralelo al río acompañado de vegetación de ribera con mucha sombra, lo que lo hace practicable hasta en el verano. (Esta ruta se corresponde con la RUTA nº 7 del libro Parque Natural Sierra de Grazalema. Guía del excursionista, de la Editorial La Serranía).

Río Majaceite
Río Majaceite
Día 3.- Benaocaz, barrio nazarí y calzada romana

BENAOCAZ

Otro de los pueblos que tuvimos ocasión de visitar es Benaocaz del que destacamos el barrio nazarí y la calzada romana que se conserva en muy buen estado y que conduce a Ubrique. También se puede visitar la ermita de San Blas, el castillo medieval de Aznalmara, la ermita del Calvario, y la iglesia de San Pedro.

Barrio Nazarí de Benaocaz
Barrio Nazarí de Benaocaz

El barrio nazarí se encuentra en la parte más alta del pueblo y constituye el núcleo central a partir del cual se constituye la villa. Se conservan perfectamente sus calles empedradas, muros, torres defensivas y un puente.

Si queremos conocer la historia de la Sierra de Grazalema, recomendamos la visita al Museo Histórico en Benaocaz. Con una presentación atractiva y sugerente, este museo muestra la evolución del hombre de la Sierra desde la antigüedad hasta nuestros días. Permanece abierto los fines de semana y festivos.

Calzada romana
Calzada romana

Benaocaz también ofrece múltiples posibilidades para hacer senderismo. La ruta más destacada es la que transcurre por la calzada romana hasta el cercano Ubrique, que tuvimos ocasión de completar, también con la mala suerte de una buena tormenta. Aunque no tiene pérdida os dejamos los TRACKS.

 

Comentarios

Déjanos tu comentario.
Además el email es útil para avisarte cuando alguien responda