Costa Tropical, una alternativa para el verano
 
Duración: Un finde
Reporteros.NET ha pasado un fin de semana en uno de los pueblos más bonitos de la costa tropical, sin desmerecer a otros: Salobreña, un destino que combina la playa con la cultura, la gastronomía y la historia. Además hemos practicado kayak por los acantilados de Maro - Cerrogordo, un paraje natural único en el límite entre las provincias de Málaga y Granada.
Te Recomendamos
DÍA 1.- Costa Tropical y Salobreña

La Costa Tropical

La costa tropical, situada al sur de Granada se presenta como un corredor entre las frías cumbres de Sierra Nevada, con su blanco característico en invierno y los vientos del norte de África. Su nombre se debe al clima subtropical, contando con las mejores medias de temperatura de Europa y suaves inviernos. Por lo que podemos encontrarnos con la extraña sensación de estar en la playa tomando el sol y contemplando las cumbres nevadas. Abundan las plantaciones de chirimoyas, mango, guayaba, aguacates... Es difícil hacer una ruta a pie y no pasar cerca de los cultivos emblemáticos de la costa tropical.

Playa de la Herradura
Playa de la Herradura

Salobreña

Casco antiguo de Salobreña
Casco antiguo de Salobreña

Nuestro punto de partida en este reportaje es el bello pueblo de Salobreña, situado en lo alto de una peña en medio de la vega como si de un balcón al mar se tratara, coronado en su parte más alta por su castillo, rodeado de casas blancas que componen el casco antiguo del pueblo. No te puedes perder las rutas a pie por el casco antiguo. Destacable la calle Andrés Segovia, que sube al castillo árabe, muy bien conservado, el cual podemos visitar de forma gratuita y disfrutar de las vistas que nos ofrecen sus torres y miradores: mar y montaña al alcance de nuestra vista. Sus orígenes datan del siglo XII, y tuvo su época de máximo esplendor mientras fue residencia veraniega de los Reyes Nazaritas de Granada.

Castillo Árabe de Salobreña con la Sierra detrás
Castillo Árabe de Salobreña con la Sierra detrás

El casco antiguo del pueblo preside una peña en medio de la vega, que han ido formando los sedimentos del rio Guadalfeo, que separa las localidades de Motril y Salobreña. En tiempos del Neolítico la peña donde se ubican ahora el casco antiguo y el castillo eran una isla en medio del mar, que poco a poco se ha ganado como terreno al ser conquistado por los sedimentos del río. La vega ha sido el último sitio de cultivo de la caña de azúcar de toda Europa, pero hace dos años se recogió la última cosecha, pues ya no resulta rentable este negocio. Algunas de las fábricas, continúan todavía hoy en día usando la materia prima importada, o produciendo alcohol, usado para elaborar bebidas alcohólicas.

Una de las puertas del pueblo
Una de las puertas del pueblo

Salobreña es también un recorrido de balcones. Bien recorriendo su castillo, bien bordeando su casco antiguo nos saldrán al paso numerosos miradores para deleitarnos con el horizonte, verde de la Vega, o azul entre el cielo y el mar. Podemos asomarnos al Mirador de Gambullón, visitar el castillo, y bajar hacia El Paseo de Las Flores. Desde aquí podemos realizar un largo descenso por las escaleras que se encuentran al fondo del paseo y que llegan hasta el nivel de la parte nueva del pueblo, maravillándonos de la verticalidad de la peña, el castillo y las casas que se ven colgar del casco antiguo.

Por el valle hay numerosos caminos que facilitan la práctica de rutas en bicicleta. Donde podremos comprobar que por donde pasamos existen más de 200 especies que florecen en la zona durante los doce meses del año. En el mismo pueblo existen guías de rutas botánicas donde podemos ver más de 40 especies diferentes de plantas.

Salobreña también es playa, gastronomí y música y cultura. Te lo contamos en VERSIÓN EXTENDIDA.

Te recomendamos especialmente...
Casa Faldas del Castillo
Dirección: C/ Faldas del Castillo, 15
Población: Salobreña
Tel: 630 07 37 94
ver detalles
Te recomendamos especialmente...
Educare Aventura
Dirección: Plaza de la Merced, 16. 2-D
Población: Málaga
Tel: 600 620 054
ver detalles
DÍA 1.- Costa Tropical y Salobreña (más información)

Gastronomía

Salobreña cuenta con una tradición culinaria muy antigua enriquecida por las múltiples civilizaciones que han pasado por aquí que dan origen a platos de gran calidad y variedad. El mar, la vega y saber de sus habitantes son los ingredientes más importantes que hacen que comer sea un placer en Salobreña. El pescado en múltiples recetas y una buena ensalada con aguacate y diversas frutas tropicales, es indispensable para saborear este lugar. Chirimoyas, boniatos y ron son famosos en estas tierras.

Y hablando de comer, tenemos bares muy preciados como El Peseta, conocido fuera del pueblo. Cuenta con deliciosos platos de pescado y especialidades de ensaladas con ingredientes tropicales de la zona. No te lo debes de perder. También son muy recomendables la taberna Alhaja y el bar restaurante Martín, este último destaca por su buena música y ambiente agradable. Todos estos locales se encuentran en las cercanías de la iglesia.

El aguacate es uno de los productos estrella
El aguacate es uno de los productos estrella

Playas

Las playas de Salobreña son otro de los atractivos turísticos. Ahora cada vez más visitadas por la mejora de las comunicaciones (30 minutos desde Granada), las playas son muy amplias y bien equipadas. Tienes las playas del Peñón y la Charca con chiringuitos muy acogedores. El característico Peñón de Salobreña hace de divisoria entre la playa de oriente y occidente y se puede subir andando hasta arriba a través de un sendero cómodo. Si te gusta estar tranquilo te recomendamos que vayas a la playa de la Guardia, al oeste pues es el sitio de menos afluencia de bañistas, extensa y salvaje rodeada de cultivos tropicales. Pero también puedes disfrutar de sus calas rocosas de fácil acceso por mar, donde se puede practicar la pesca submarina o, simplemente, tomar el sol: el Caletón o el Pargo, que, perdidas entre acantilados, prolongan la costa a ambos lados de Salobreña.

Cultura y música en Salobreña

El Peñón de Salobreña
El Peñón de Salobreña

En verano, hay que destacar el Festival Tendencias de Salobreña que en 2009 cumple su mayoría de edad (se celebra del 3 al 9 de agosto) y apuesta por la música y las artes escénicas más vanguardistas y convierte al municipio granadino en una de las citas estivales más esperadas. También es muy conocido el Festival Flamenco Lucero del Alba en agosto. Ya en Almuñécar es muy aclamado el Festival de Jazz, con actuaciones de primer nivel.

También puedes visitar:

El museo histórico ubicado en la plaza del Ayuntamiento.
Las ruinas fenicias que se encuentran a las afueras del pueblo.

Panorámica de la costa de Salobreña
Panorámica de la costa de Salobreña

De interés

Alrededor del Auditorio hay zona WiFi gratuita.
Están preparando la apertura de un club náutico en el mismo paseo marítimo donde se podrán realizar todo tipo de actividades como piragua...

Día 2.- Kayak por los acantilados de Maro - Cerrogordo

El mar está un poco revuelto, nos dirigimos a la playa de Burriana en Nerja, punto de partida de la actividad que vamos a realizar, un paseo en kayak por los acantilados de Maro - Cerrogordo. En las instalaciones de Educare Aventura nos recibe Manuel López y nos pregunta si nos gusta la aventura y si nos mareamos. Dado el estado de la mar, la travesía va a ser cuanto menos movidita. Comienzan a llegar el resto de las personas que han reservado para realizar la actividad y se decide salir. Antes de coger los kayaks, los monitores nos dan unas nociones básicas sobre cómo se maneja esta embarcación, nos ponemos los chalecos y nos disponemos a salir a través de las olas. Dada la dificultad que supone el oleaje, los monitores nos ayudan a salir sin que volquemos y una vez superada la orilla, el riesgo de volcar disminuye. La sensación de navegar en esta embarcación con el único instrumento de unos remos es indescriptible y se la recomiendo a todo el que le guste la aventura y el mar. En pocos minutos nos separamos de la costa y navegamos en dirección este en contra del levante hacia los acantilados de Maro.

Kayaks en la playa
Kayaks en la playa

Los monitores nos explican que en los acantilados existe todo un ecosistema muy delicado donde la flora y la fauna conviven en un equilibrio perfecto. De las paredes de los acantilados surgen chorros de agua dulce que nutren a las plantas que allí crecen. Aunque por el oleaje no podemos acercarnos demasiado, podemos distinguir un buen número de gaviotas que anidan en esas paredes.

Instalaciones de Educare Aventura
Instalaciones de Educare Aventura

Pero la riqueza del paraje natural de Maro Cerrogordo se encuentra sobre todo en el fondo marino, donde prolifera una especie de alga muy valiosa: la poseidonea, que solo crece en esta parte de la costa andaluza y que se encuentra en fase regresiva por la turbidez de las aguas que aumenta cada año por el crecimiento turístico de las poblaciones cercanas sin la adecuada depuración de las aguas residuales. Estas praderas de poseidonea se pueden ver en los días en que el mar está muy calmado desde la propia embarcación.

Una de las playas de Maro
Una de las playas de Maro

Los técnicos nos reúnen en un punto delante de una cala y nos informan de que es mejor parar allí un rato y dar la vuelta ya que el mar se está embraveciendo y el viento de levante va en aumento. El desembarco, también ayudados por los monitores, centra la atención de todos los que se encontraban en la playa. Después de descansar, darnos un bañito y reponer fuerzas, volvemos a los kayaks y vamos de vuelta a la playa de Burriana, esta vez con el levante a nuestro favor.

Aspecto de la pradera de poseidonea oceánica
Aspecto de la pradera de poseidonea oceánica

Ha sido un rato muy divertido, aunque nos quedamos con la sensación de no haber visto de cerca los acantilados, y prometemos repetir en un día más calmado. Hay que decir que los monitores de Educare Aventura facilitaron en todo momento la ayuda a todos los integrantes del grupo, haciendo muy segura la actividad, a pesar de las malas condiciones de ese día. Se tuvo que suspender el turno siguiente, ya que el mar estaba ya muy picado.Nos gustaría que leyeras más sobre el paraje natural de Maro Cerrogordo, te sorprenderá, pincha en VERSIÓN EXTENDIDA.

Día 2.- Kayak por los acantilados de Maro - Cerrogordo (más información)

Más sobre Maro Cerrogordo

Uno de los lugares más extraordinarios de la provincia de Málaga es la zona de los acantilados de Maro Cerrogordo, situados entre la provincia de Málaga y Granada, y que son el último coletazo en tierra de la Sierra de Tejeda y Almijara. Estos acantilados ocupan una extensión aproximada de 12 Km2 en la zona terrestre, y una milla hacia el Mar de Alborán.

Su importancia radica en la belleza de su paisaje, tanto terrestre como submarino, los innumerables accidentes geográficos que alberga: acantilados, grutas, pedregales, roqueos y oquedades que se han convertido en refugio para muchas especies de flora y fauna, en muchos casos ya en peligro de extinción, como el camaleón, aves y muchas especies vegetales.

Es uno de los pocos espacios costeros de la provincia de Málaga que no han sido invadidos por el ansia constructora que impera, y por ello tenemos que protegerlo y defenderlo, no porque sea nuestro y haya que cuidarlo, no para que lo vean nuestros hijos, sino precisamente porque no es nuestro ni de nuestros hijos, simplemente existe en la naturaleza y no tenemos derecho a destruirlo, a degradarlo.

Los acantilados de Maro están declarados como Paraje Natural desde 1989, están incluidos en la Red de Zonas para la Protección de las Aves y es Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo, títulos que de momento han evitado que se construya en este territorio, pero que no son suficientes para evitar la degradación de este paraje por distintos factores como la contaminación de las aguas por vertidos residuales y la basura generada por los que acuden a las calas y playas, sin dejar de mencionar el ruido del tráfico de la cercana Nacional 340 que delimita el paraje por el Norte y la reciente construcción de la autovía.

Las playas de Maro no son de arena fina, sino de piedras rodadas por el desgaste del mar. Son un paraíso distinto. Son playas aisladas ya que para bajar hay que descender los acantilados, algunos de ellos de 75 metros de altitud.

Riqueza vegetal

El carácter marítimo terrestre del paraje aumenta notablemente su índice de biodiversidad. La acción humana ha provocado que la vegetación esté muy localizada en zonas reducidas. En las zonas más alejadas del mar existe pinar mezclado con matorral, encina y algarrobo. La mayor presencia actual es de matorrales en los que destacan el boj de hoja ancha, bayón, coscoja , hierba de las coyunturas, nerbo, espino cambrón, Hiniesta, arto, oroval, Olivilla, palmito, lentisco, aulaga, romero, lavandas y cantuesos, tomillo cabezón, jaguarzos, Ajedrea, coronilla de fraile, bolina, Revientacabras, jazmín silvestre, almoradux, tomillo limonero y esparto.

Más adaptadas a la brisa marina y por tanto más cerca del mar podemos encontrar perejil de mar, tomillo marino, asterisco, Siemprevivas, Amapola marina, Romero blanco, y en las arenas de playas oruga de mar, cardo marino.

Pero para comprender realmente la riqueza vegetal de Maro tenemos que sumergirnos en las profundidades. Las especies más significativas son la Posidonia oceánica, Zostera marina y Cymodocea nodosa, que forman praderas de gran riqueza y complejidad biológica y que están incluidos dentro del listado de hábitats prioritarios por la UE. La situación de estas praderas es sumamente comprometida. Posidonia oceánica está prácticamente relegada al fondo rocoso que la protege de forma natural y Zostera marina sufre el inicio de degradación causada por los barcos de pesca de arrastre.

Fauna

Los acantilados proporcionan a diversas especies de aves la protección y descanso que necesitan para nidificar, por ello en los acantilados de Maro Cerrogordo se pueden observar distintas especies de gaviotas, cormoranes, garza real, vencejos y rapaces diurnas y nocturnas, como el cernícalo, halcón peregrino, águila (calzada, perdicera y culebrera), gavilán, azor, lechuza común y búho real. Está incluido en la red de Zonas de Protección para las Aves dictaminada por la directiva de la Unión Europea de 1979.

Una de las especies más importantes es el Camaleón que vive entre los matorrales de los acantilados, sin embargo la importancia faunística del paraje reside en su ámbito marino. La abundancia de peces se debe al refugio que proporcionan las praderas de Posidonias y los roqueos. Podemos encontrar torillos, rascacio, morena, mero (este último muy escaso debido a la pesca furtiva), doncella, pavo real, pez cardenal, tres colas, sargos, dorada, pez luna. Entre las especies protegidas encontramos la tortuga boba (Caretta caretta) y cetáceos como el delfín común, delfín listado, delfín mular, rorcual común, además de calamares, jibias y pulpos y gran cantidad de moluscos algunos protegidos.

Buenas prácticas

Es muy sencillo proteger desde el punto de vista personal el paraje natural, sólo hay que seguir unas pautas muy sencillas y fáciles de llevar a cabo.

Empezaremos por llegar a la playa. La mayoría de las playas de Maro no son accesibles para los vehículos por los propios acantilados. Pero no se puede bajar a la playa con vehículo, ni aunque sea accesible a través de carriles. El acceso al espacio natural protegido con vehículos a motor se encuentra sometido a autorización específica por la Resolución de 30 de julio de 2002 del Director General de la Red de Espacios Naturales Protegidos y Servicios Ambientales de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por lo tanto hay que dejar el vehículo estacionado en los lugares habilitados al efecto y proseguir a pie.

Respeta a los seres vivos que habitan allí, evitando su perturbación. Está totalmente prohibido recolectar cualquier especie, cazar y pescar. Respeta el silencio natural del paraje y disfrutarás del sonido de las olas. El buceo para pescar o cazar está prohibido y el buceo deportivo-recreativo está sometido a autorización. No está permitida la pesca submarina ni la pesca deportivo-recreativa desde tierra o embarcación. Tampoco la pesca con caña ni ningún otro elemento.

No hagas fuego ni barbacoas

La acampada está prohibida. Si quieres ver el amanecer levántate muy temprano en tu casa y ve a verlo, pero no pongas tiendas de campaña.

No dejes basura en la zona, llévate tus residuos en una bolsa y deposítalo en los contenedores que existen en las zonas de aparcamiento, y si no caben no pasa nada porque te las lleves en tu coche y las tires en un contenedor de tu barrio.

Está prohibido el fondeo de embarcaciones de forma indiscriminada que pueda dañar a los fondos marinos, así como el atraque en las playas. El vertido de aceites y residuos de motor es muy perjudicial para el medio acuático.

Si ves que puedes recoger la basura que otros hayan dejado, hazlo, la naturaleza necesita tu protección.

No te vamos a pedir que le llames la atención a la gente que tira basura, pesca, acampa u otras cosas perjudiciales porque normalmente el que lo hace no atiende a razones, pero hazlo si te sientes con fuerzas para defender tu postura y siempre que creas que puede causar algún efecto positivo.

Denuncia a las autoridades, cualquiera de estas prácticas, ellos tienen que saberlo.

 

Comentarios

Déjanos tu comentario.
Además el email es útil para avisarte cuando alguien responda