Sierra Madrona, paraiso en Sierra Morena
Duración reportaje: Puente
En pleno corazón de Sierra Morena, entre Córdoba y Ciudad Real, se nos abre un paraíso natural inigualable, con la presencia de fauna en peligro de extinción, y enclaves con pinturas rupestres casi desconocidas. Visitaremos un pueblo abandonado que tuvo su época de esplendor el pasado siglo por las minas de plata y haremos un recorrido en bici desde la Virgen de la Cabeza (Andújar) hasta Fuencaliente a travesando las sierras que dividen Córdoba y Ciudad Real.
te recomendamos - alojamientos
Provincia: Ciudad Real
Zona: Sierra Morena
Pueblos: Fuencaliente, Minas de Horcajo
Día 1. Fuencaliente, pinturas rupestres de Peña Escrita y Pico Bañuela
REFLEXIÓN Y AGRADECIMIENTOS

Nos gustaría antes de pasar con el reportaje en sí, comentaros lo más importante que hemos aprendido en este viaje. A lo largo de cada día vemos muchas cosas que nos inducen pesimismo sobre el futuro de nuestra sociedad / humanidad, y sobre la gente que nos rodea. Las noticias, el trabajo, la contaminación, los políticos y la incapacidad de los responsables por demostrar buenas intenciones que den respuesta a tanto 'desorden', hacen que pensar en un cambio, o ver con buenos ojos nuestra sociedad sea tarea más que dificil. Nada más lejos, afortunadamente llega el día en el que toca salir a descubrir un sitio nuevo para publicar sobre él y conocer gente que nos ayude. Hasta ahora, siempre ha sido sencillamente PERFECTO. Siempre ha aparecido gente dispuesta a darnos su tiempo ¿casualidad? ¿será lo normal en determinadas actividades? o quizá, que cuando uno busca a gente puede encontrar a alguien dispuesto a compartir buenos momentos.

Es lo que nos ha pasado en esta ocasión también, y creo que merecía la pena publicarlo pues a veces buscamos razones para ser optimistas y creemos que escribir esto es una de ellas.

En esta ocasión queremos dar las gracias a José Ramón, nuestro guía en las rutas de Mountain Bike por su apoyo, su tiempo, los conocimientos que nos ha entregado y su conversación. José Ramón es guía local de Fuencaliente (Ciudad Real). Conocedor de la zona y amante de su tierra. Sin su ayuda, seguro que no podriamos haber escrito ni la mitad de este reportaje. La cantidad de horas que pasó con nosotros han hecho que hayamos conocido rincones, historia, pinturas rupestres y un sinfin de anécndodas y leyendas sobre la zona, gracias a las horas que dedicó a nuestra presencia.

PINTURAS RUPESTRES DE PEÑA ESCRITA

Nuestra primera parada es Fuencaliente, el primer municipio de Ciudad Real, un lugar de gran importancia arqueológica ya que en su término municipal se han descubierto múltiples yacimientos prehistóricos con pinturas rupestres.

Hemos preparado una visita donde combinaremos las pinturas rupestres de Peña Escrita, una de las más importantes de la zona, con la subida al pico Bañuelas, el punto más alto de Sierra Morena e incluso de toda la provincia de Ciudad Real, desde donde podremos observar una bella panorámica de Sierra Madrona, Sierra Morena y el Valle de Alcudia.

Amanece con mucha niebla lo que nos preocupa ya que sin conocer la zona no nos podríamos aventurar a explorar el entorno. Nos dirigimos a Fuencaliente, punto de partida de la ruta que hemos trazado sobre el mapa y la niebla nos acompaña amenazando nuestras perspectivas, pero al subir los principales puertos por los que pasa la carretera nos damos cuenta de las nubes se quedan por debajo y disfrutamos de un amanecer digno de unas cuantas fotos, con el sol saliendo por encima del manto de nubes.

En Fuencaliente está despejado, son las 9 de la mañana y el termómetro marca 0º centígrados, todo un reto para comenzar la ruta. Salimos del pueblo por la carretera antigua y justo antes del puente que cruza el río, bajamos por unas escaleras que nos llevan a la Fuente, un lugar umbrío donde la humedad moja el suelo y las plantas colonizan el cemento.

Salimos a la nueva carretera, que cruzamos para coger un camino que sube poco a poco a través de unos sembrados. Desde el punto más alto del camino podemos ver cómo las nubes cubren completamente el pueblo de Fuencaliente, pero seguimos con la esperanza de poder completar la ruta. Caminamos paralelos a un río a través de un camino bien definido rodeado de madroños, olivos, robles y algún quejigo hasta que nos encontramos con una pequeña carretera asfaltada que sube a las pinturas rupestres de Peña Escrita. Recorremos dos kilómetros por esta carretera hasta llegar a una explanada que sirve de aparcamiento para estas pinturas.

Las pinturas de Peña Escrita de las que se dicen que fueron las primeras descubiertas en el mundo (en 1783), se encuentran en un abrigo natural y se conservan extraordinariamente a pesar de estar a la intemperie. En total hay 104 figuras dibujadas con un claro predominio de la figura humana, que aparece sola o formando parejas. También hay representaciones de animales y soles.Te contamos el final de nuestra ruta en VERSIÓN EXTENDIDA.

Conversando con nuestro guía
Conversando con nuestro guía
Coche de apoyo
Coche de apoyo
Paisaje cercano a las pinturas de Peña Escrita
Paisaje cercano a las pinturas de Peña Escrita
Abrigo donde se encuentran las pinturas
Abrigo donde se encuentran las pinturas
Panel explicativo fente a las pinturas
Panel explicativo fente a las pinturas
Figuras esquemáticas de Peña Escrita
Figuras esquemáticas de Peña Escrita
Pulsa para ver más detalles sobre este día
Día 2. Ruta en BTT (bici de montaña) por Sierra Morena
Nos proponemos conocer una buena parte de Sierra Morena en bici en dos etapas. Tomando como punto de partida el Santuario de la Virgen de la Cabeza (Andújar) dejamos allí el coche para cubrir el primer tramo hasta Fuencaliente donde haremos noche en el HOTEL PEÑA ESCRITA. Y al día siguiente volveremos al Santuario por otro itinerario algo más corto pero no por ello menos duro y espectacular.

ETAPA 1.- SANTUARIO DE LA CABEZA - FUENCALIENTE

La primera de las dos etapas comenzaba con el amanecer de un día amenazante de lluvia. Nos encontramos con nuestro guía José Ramón justo cuando estábamos llegando en coche al Santuario de la Cabeza. Tras saludarnos, comenzamos con los preparativos que requieren un día de ruta, justo cuando comenzó a llover como nos temiamos. Empezamos a dudar sobre el desarrollo del día, pero contando con un coche de apoyo dónde José Ramón nos llevaba ropa de repuesto, provisiones y demás, se puede arriesgar más con un mal día como al que nos íbamos a enfrentar.

Mientras llovia tuvimos una conversación muy agradable con José Ramón, hablando sobre la ruta y sobre sus conocimientos de Sierra Madrona y gran parte de Sierra Morena, pues no en vano sus ocupaciones topografiando la zona o en la lucha contra el fuego le han ligado de cerca a esta tierra que tanto ama.

Finalmente decidimos comenzar la ruta bajo la lluvia. Tomamos la carretera del Santuario Virgen Cabeza - Puertollano con dirección Puertollano y llegaron los primeros cinco kilómetros de subida suave que transcurren por un tramo de asfalto en bastante mal estado incluso para rodar en bici. En esta zona varios carteles limitan la velocidad de los vehículos a 40 Km./h por la presencia de linces.

Justo cuando el temporal de lluvia arreció, intentamos siempre seguir con esfuerzo continuado para mantenernos en calor y no enfriarnos, hasta que la lluvia aflojó. Los dieciocho kilómetros hasta el cruce con el camino de 'Valdegrana' son agradables y se consumen rápido. El sol intenta secarnos tímidimante. El tramo desde el cruce a la subida del primer puerto es ligera bajada, y tras unos tres kilómetros comienza la subida al primero de los dos puertos que tendremos que salvar. Aquí el sol comienza a secarnos y hacer agradable la subida, no demasiado exigente y de gran belleza.

En esta zona también existen pinturas rupestres, de arte esquemático, similares a las de Peña Escrita, que nuestro guía nos señala con precisión. También podemos ver unas tumbas visigodas muy ocultas por la vegetación. La subida culmina en el puerto Madrona, con 970m de altura. Desde aquí iniciaremos un largo descenso hasta justo antes de comienzo del segundo puerto, y punto de menor altura (500m de altura) de todo el trayecto, el cual concluirá en la población de Solana del Pino (720 m aprox.). Este es el tramo más duro de la ruta, hasta el cruce que tomamos a la izquierda para toparnos con el pueblo. De esta zona destacamos el poblado neolítico que se encuentra en el Cerro del Águila, con presencia de pinturas rupestres de arte esquemático.

Una vez en Solana del pino aprovechamos para recuperar fuerzas en un bar muy acogedor donde lo más destacado a parte del calor de su fuego son las tremendas natillas caseras (hechas con leche de cabra) con las que nos sorprendió la camarera, y que ya nos advirtió que eran muy grandes.

Ya con las fuerzas un poco más repuestas, continuamos hacia la salida opuesta del pueblo por donde habiamos entrado para coger la pista del camino Solana del Pino - Fuencaliente el cual nos llevará hasta la carretera nacional, ya en las cercanias de Fuencaliente. Con las nubes aún amenazando lluvia y una temperatura bastante baja, llegaron a caer incluso algunos tímidos copos de nieve que no fueron a más afortunadamente. En un punto del camino, José Ramón, que nos servía de apoyo logístico, nos esperaba para enseñarnos los restos de una mina abandonada donde se pueden encontrar fósiles de bibalbos e incluso amonites y trilobites.

Ya con grandes claros que nos dejaban disfutar de algunos ratos de sol José Ramón nos propuso desviarnos un poco para pasar por la tranquila población de Ventillas a través de un camino con mucho encanto, tras lo cual volvimos a salir al camino principal para continuar, hasta que llegamos a la Fuente del Almírez, lugar donde se acercan muchos visitantes a probar sus frescas aguas. Después el camino atraviesa un bosque de cedros muy denso hasta llegar a la carretera nacional. Nos encontramos en lo alto del puerto de Valderreprisa donde cogeremos un tramo de carretera nacional. Pasados un par de kilómetros por la carretera nos encontraremos con una pista que sale a nuestra derecha. Es el camino Real. Si aún tenemos fuerzas podemos ahorrarnos el tramo de carretera hasta Fuencaliente. No presenta dificultar salvo su comienzo en subida. La vegetacion aquí es mas frondosa, no es de extrañar que nos encontremos con gente del pueblo paseando.

ETAPA 2.- FUENCALIENTE - SANTUARIO DE LA CABEZA

El camino de vuelta lo realizamos por otro itinerario atravesando los Parques Naturales de Cardeña y Montoro, y el de Sierra de Andújar, con visita final al Santuario de la Cabeza. Te lo contamos en VERSIÓN EXTENDIDA.
Frente a la pared con pinturas rupestres
Frente a la pared con pinturas rupestres
Restos de tumbas visigodas entre la maleza
Restos de tumbas visigodas entre la maleza
Embalse que proporciona agua a Solana del Pino
Embalse que proporciona agua a Solana del Pino
Llegando al cruce de Solana del Pino
Llegando al cruce de Solana del Pino
Camino hacia Ventillas
Camino hacia Ventillas
Fuente del Almírez
Fuente del Almírez
Ciervas entre las vacas
Ciervas entre las vacas
Pulsa para ver más detalles sobre este día
Día 3.- Ruta senderista desde el Puerto de Niefla hasta Las Minas del Horcajo
Esta ruta de aproximadamente 14 Km. de longitud (ida y vuelta) y lineal comienza junto a la carretera nacional 420, en el punto kilométrico 116 en el margen izquierdo de la carretera si venimos de Córdoba en dirección Puertollano. Allí podemos dejar los coches en un descampado bastante amplio. Tenemos que decir que aunque hemos optado por hacer esta ruta a pie, lo más recomendable es hacerla en bici, ya que transcurre por buenas pistas, por donde también circulan algunos vehículos a motor.

Discurre por un precioso bosque de robles, muy característicos en la zona de Sierra Madrona y vegetación de ribera ya que el camino va paralelo al Río Montoro, tras el cual podemos ver grandes manchas de pinos mezclados con robles por donde pudimos observar un grupo de ciervos, muy abundantes por estas sierras. El itinerario es parte de la llamada Ruta de Don Quijote, de la que te dejaremos información en este reportaje. En un punto del camino vemos unas señales o paneles rojos que cruzan el carril y suben por un cortafuego: es el oleoducto que atraviesa montes, bosques y campos desde Algeciras hasta la Refinería de Puertollano.

Más adelante unas tablillas en un cruce nos informan de que a la izquierda continuamos para Minas del Horcajo, y a la derecha podemos llegar a La Venta de la Inés. Elegimos el camino de la izquierda, aunque si fuéramos en bici podríamos acercarnos a la segunda opción, por el camino de la derecha. Tras unos 6 kilómetros sin ningún desnivel importante nos encontramos con un antiguo túnel del tren de casi un kilómetro de longitud que tenemos que atravesar. A la izquierda un poco antes de entrar en él hay un interruptor que enciende las luces del túnel, aunque a pie solo nos dará tiempo a llegar a la mitad con luz. Es recomendable llevar linternas sobre todo porque es muy estrecho y pueden pasar vehículos motorizados. Está habitado por murciélagos.

Nada más salir del túnel nos encontramos con el pueblo abandonado de Minas del Horcajo, si bien existen algunas casas nuevas incluso casas rurales. Era una antigua pedanía de Almodóvar del Campo que tuvo mucha importancia en el siglo XIX por la extracción de una importante galería de mineral de plata. Esta veta se descubrió en el 1858, lo que hizo que en el municipio se produjera un gran desarrollo. Como dato podemos citar que hacia 1877 contaba con un censo de 2.000 personas. En su cénit la extracción de plata llegó a alcanzar la cifra de 3.300 toneladas al año. A principios del siglo XX la mina se fue agotando y surgieron otros problemas, como la abundancia de agua, ya que se podían extraer unos 7.500 metros cúbicos diarios. Esto llevo a la despoblación del núcleo urbano, del que podemos ver los muros de las antiguas edificaciones y la Iglesia, que se encuentra cerrada y en ruinas.

Para los que vayan en bici desde Minas del Horcajo se puede pasar por debajo de la nueva vía del AVE, accediendo hacia la zona del viaducto del antiguo ferrocarril, siguiendo el camino que lleva a las poblaciones de La Garganta y Conquista. En Conquista y sus alrededores podemos encontrar una representación importante de la fauna ibérica en peligro de extinción, como lobos, linces, águilas imperiales y reales, culebreras, perdiceras y calzadas, buitres leonados y negros, cigüeñas negras, nutrias, cabras montesas y murciélagos de herradura.

Río Montoro
Río Montoro
Setas
Setas
Salida del túnel del Horcajo
Salida del túnel del Horcajo
Minas de Horcajo
Minas de Horcajo
Iglesia en ruinas de Minas de Horcajo
Iglesia en ruinas de Minas de Horcajo
Provincia
Duración del viaje
Mostrar todos los reportajes
Empresas Recomendadas
Hotel Peña Escrita
Madronactiva
Todos los derechos reservados. Diseño y desarrollo web: Serendipia